Pues si, este va a ser mi primer post de mi blog, y va sobre esto, Shut up and take my money!!!. Es lo que gran parte de nosotros gritamos al ver algo nuevo, o cuando nos crean el Hype (no se como traducir esto ¿necesidad?) de que nuestra vieja y obsoleta cámara de 2 años nos va a hacer perder un montón de fotos, no van a salir mas nítidas y que la ráfaga es mas apestosa que el nuevo modelo. Evidentemente también añaden datos absolutamente necesarios como rango dinámico, bits de color y codec/bitrate de video.

Porque digo todo esto? Pues por la avalancha de nuevas cámaras que estoy viendo cada año. Y no esque vengan marcas nuevas sino que lo que hace dos años era lo absolutamente mejor, este año esta obsoleto por la nueva Mark II (o A7 lo que sea, o d8xx, o XTx, en fin…)

Evidentemente deben ser mejores, pero acaso lo hemos probado? tenemos referencias reales? se adaptan a lo que necesitamos? SABEMOS LO QUE NECESITAMOS?

Puede parecer que soy anticonsumista, una especie de pureta tecnológico que se agarra a su cámara de compact flash (es lo único que se me ocurre antiguo en cuanto a almacenamieto) y objetivos no USM (o VR, o Gmaster) pero nada mas lejos de la realidad. Me gusta la tecnología y pruebo todo hasta sacarle el jugo. Y si de algo me he dado cuenta esque casi no tenemos donde comparar, compramos practicamente a ciegas aconsejados por las “grandes paginas o youtubers”.

Este blog quiero dedicarlo a ello, diseccionar cámaras, objetivos y tecnologia que pase por mis manos, intentado llevarlo al máximo detalle.

Y porque toda esta parrafada? Porque mismamente este mes (agosto) se han presentado las gamas mirrorless full frame de Canon y Nikon y me ha ***** muchísimo que solo incluyan una ranura para tarjetas de memoria, y eso solo significa que la gama profesional quieren dejarla intocable (de momento).